Animaciones en eventos (algunas sugerencias a la hora de diseñarlas)

Muchos son los objetivos que se pueden cubrir con una animación: entretener, atraer, animar, ambientar o divertir. Para cada objetivo se puede crear una animación específica, pero quizás el más necesario y buscado,  es el de la comunicación.  Una animación es una potente herramienta de comunicación. A través de ella se pueden transmitir o reforzar muchos mensajes, pero sobre todo hacer sentir esos mensajes de tal forma que el receptor  no sólo se sienta atraído sino que viva una experiencia.

Divertia Smile Company- Animación Street MarketingPara que una animación sea efectiva y cumpla las expectativas,  a la hora de diseñarla hay que tener en cuenta  varios aspectos siguiendo preguntándonos  el  ¿Para qué? ¿Para quién? ¿Cuándo? ¿Cómo?  Y ¿Cuál?

¿Para qué?  – Esta es la primera pregunta que hay que plantearse.  Hay que tener muy claro que se espera conseguir. Muchas veces las animaciones en eventos, ferias, congresos, etcétera  han sido  consideradas como un complemento, como una herramienta menor o  como un relleno; algo que había que hacer para llenar un hueco o vestir una acción sin integrarla dentro de la estrategia de comunicación y sin tener claro si con ella se busca vivir una experiencia, interactuar con el público objetivo, atraer, sorprender… Un objetivo bien definido permitirá afinar a la hora de diseñar la animación.

¿Para quién? A veces se cae en el error de pensar que una animación que tuvo éxito  con un público puede replicarse con otro. Otro de los errores que se cometen es no especificar claramente a quien va dirigida, limitando el perfil del público objetivo a las edades, lugares de procedencia o profesión, sin tener en cuenta aspectos como por ejemplo el factor cultural, social y entorno en el que habitan.  La animación debe estar diseñada específicamente para ese público, que debe percibir esa exclusividad.

¿Cuándo? Una animación debe realizarse en el momento justo, no debe “meterse a calzador” ni realizarse en momentos en los que no vaya a ser percibida de forma positiva. En ocasiones puede ser incluso contra producente realizarla ya que el receptor no se encuentra en la disposición adecuada y se puede dar el caso de que lejos de contribuir a la consecución del objetivo provoque un rechazo o cree una barrera. Si no se tiene en cuenta el momento, la duración el ritmo  adecuada se pierde la efectividad.

Divertia Smile Company - Animacion Botone¿Cómo? Teniendo claro los puntos anteriores: es la hora de definir el grado  de interacción que se busca, teniendo en cuenta que ninguna animación debe ser intrusiva. Una animación, sea del tipo que sea debe responder a un objetivo de comunicación que debe estar alineado con la estrategia de comunicación del resto de acciones que se realicen, es decir, debe estar integrada y cuidada con el mismo detalle que si se representase una obra de teatro (guion, puesta en escena, vestuario, música, etcétera) para conseguir que el mensaje llegue de forma eficaz.

¿Cuál? A partir de aquí, es la hora de desarrollar la  imaginación y visualizar cada paso, ajustando cada uno de los elementos que la conformen poniendo toda la pasión y el amor necesario para que  los invitados vivan una grata experiencia que sea recordada en el futuro y refuerce la marca de la empresa.

Y recuerda: Una animación es una potente herramienta de comunicación.