El humor corporativo funciona si sabes cómo

Siempre hemos dicho que el humor es una cosa muy seria. En Evento Days, en el Stand Kairós que compartimos con AV medios, LASEDE, Work Out y Artigot catering celebramos una interesantísima mesa redonda sobre la aplicación del humor en el mundo corporativo en la que intervinieron Rafeek Albertoni, coach y programador neurolingüístico y fundador de la empresa Ingenio Formación y de la Compañía Cómicos Corporativos, Manuel Ortiz, Director de Mercados PwC, Guillermo Felices, Socio Director de Divertia Smile Company y Dani Delacámara, actor, cómico, presentador y conferenciante.

Todos coincidieron en que el Humor corporativo funciona siempre y cuando se aplique correctamente y se tengan en cuenta varios aspectos que resumimos a continuación (aquí podéis ver integra mesa redonda)

Como comentaba uno de nuestros ponentes, el humor es cosa de valientes. Hay que atreverse y no relacionar humor con frivolidad: el humor aplicado al mundo corporativo no es sólo un recurso que puede ser utilizado para relajar, desengrasar reuniones o entretener en momentos puntuales sino una poderosa herramienta para conectar que puede ayudar a transmitir un valor, un aprendizaje, una idea.

No se trata de divertir sino de contribuir a que los mensajes se refuercen y lleguen correctamente generando una conexión emocional con la audiencia.

Pero para que esto funcione es necesario definir con claridad los objetivos y que todas las partes involucradas, cliente, agencia y especialistas en Humor corporativo trabajen como un solo equipo diseñando los contenidos, eligiendo los mejores momentos para aplicar el humor, modulando la intensidad, los tiempos y el ritmo adecuado; teniendo en cuenta que el guión debe ser vivo, flexible y que permita cambios si el desarrollo del evento así lo requiere: a menudo, la acción puede crecer al retro alimentarse de intervenciones anteriores, de las respuestas de la audiencia…

El humor acerca y humaniza la empresa, acorta distancias y conecta como comentaron los expertos en nuestra mesa redonda. Si se tienen en cuenta sus consejos y sugerencias el éxito está asegurado: sólo hay que atreverse.

Ver el vídeo