Hablamos de eventos, hablamos de personas: Diana Rodan (Didi Sand)

Hoy os traemos a una fabulosa artista que con su talento llena de magia los eventos en lo que colabora. Diana Rodan, conocida en el mundo artístico como Didi Sand, ya desde pequeña descubrió su pasión por el arte. Se inició en el mundo de la pintura y el dibujo. Gracias al dominio de la técnica y a una curiosidad natural comenzó a realizar creaciones con arena. Su pasión por el arte de la arena, su actitud perfeccionista y su gran talento para contar historias, se combinan para hacer de esta artista una incansable trabajadora e investigadora de nuevas técnicas y futuros espectáculos.

¿Qué es para ti un evento?

Un momento y un lugar donde transmitir emociones, conceptos, ideas… Es el resultado final de un laborioso trabajo previo y, por tanto, un momento importante de mi trabajo.

¿Recuerdas tu primer evento?

¡Por supuesto! Fue para una ONG con un proyecto precioso. Me sentí muy orgullosa de poder colaborar con ellos y transmitir al público, a través de la arena, todo aquello que esta ONG estaba desarrollando en diferentes países. Fue muy emocionante y emotivo.

Me encanta cuando en medio de la actuación, escucho al público exclamar sorprendido o cuando, al encenderse las luces, descubro a algunas personas llorando emocionadas. Es fantástico poder conectar así con el público y ser capaz de transmitir emociones a través del arte.

¿Qué es lo que más te gusta en un evento?

Sin duda la magia que se crea. Pase lo que pase segundos antes de salir al escenario, de pronto todo desaparece y sólo quedamos mi caja de arena y yo. Ese momento de concentración, de conexión con el dibujo, con la historia y con el público es único.

¿Y lo que menos?

No hay nada que no me guste de mi trabajo. Desde que me llega la información de un nuevo proyecto hasta el regreso a casa después de la actuación, cada momento es relevante para mi trabajo e interesante. Mi filosofía es “ve viviendo por el camino” así que cada minuto intento exprimirlo y disfrutarlo como único e irrepetible.

¿Cuál fue el “instante” más especial que viviste en un evento?

No sabría decir uno en concreto. En general me encanta cuando en medio de la actuación, escucho al público exclamar sorprendido o cuando, al encenderse las luces, descubro a algunas personas llorando emocionadas. Es fantástico poder conectar así con el público y ser capaz de transmitir emociones a través del arte.

¿Queda espacio para la improvisación?

Siempre hay un pequeño espacio para la improvisación. Cada espacio, cada público, cada momento del día, cada ambiente es especial y único. Creo que es importante zambullirse en el evento y sentirlo. Escuchar si el público necesita ver aparecer ahora ésta u otra figura, notar cuándo tienes que bajar la emoción o cuándo es el momento de subir el ritmo. No se varía la pieza en sí ni lo que debe representar, pero ese pequeño espacio de improvisación marca la diferencia entre llegar y no llegar al público.

¿Qué valoras a la hora de trabajar para un evento?

En general valoro dos dimensiones. Por un lado la parte ejecutiva, es decir, la profesionalidad de los organizadores, el buen hacer de técnicos y demás personas implicadas en el evento… Y por otro lado, en la parte emocional, valoro la interactuación con el público, sus valoraciones y sus cálidos aplausos.

¿Qué has aprendido trabajando en el mundo de los eventos?

¡Muchísimas cosas! He aprendido a trabajar en equipo (el mundo de la creación puede ser a veces muy solitario); a tener una paciencia y tranquilidad casi imperturbables; a ser muy positiva ocurra lo que ocurra; y por supuesto, aquello de “Show must go on” pase lo que pase.

¿Desde tu punto de vista cuáles son las claves de éxito a la hora de llevar a cabo un evento?

Pues a nivel de Sand Art, yo diría que hay bastantes puntos a tener en cuenta que me parecen imprescindibles para que el evento sea un éxito: Tener muy claro cuál es el concepto que se quiere transmitir; desarrollar una buena historia, bien enlazada, clara, directa y emocionante. A nivel gráfico trabajar muy bien las imágenes por separado y en conjunto para crear el ambiente ideal; saber crear y trabajar con símbolos (son fundamentales para la comunicación visual); Una música que se adecue perfectamente a la historia y…practicar, practicar, practicar, practicar, practicar…

¡Ah! se me olvidaba… no ponerse nervioso delante de público y por supuesto que no te tiemblen ni te suden las manos.

¿Qué es el éxito para ti?

Para mí el éxito es levantarme cada mañana sintiéndome feliz con mi vida y mi trabajo.

¿Qué es lo que más te gusta hacer cuando no estás trabajando?

El arte envuelve todo en mi vida, así que cuando no estoy trabajando es básicamente nunca. Desde los sueños que haya tenido esa noche, un libro, una película, una  conversación… todo es arte y por tanto, trabajo. Es muy complicado desconectar, pero creo que las personas que nos dedicamos al arte vivimos con ello, estamos acostumbrados y  nos gusta. Si fuera de otro modo no podríamos ser artistas.

¿Qué es lo que más valoras de una persona?

No podría decir sólo una cosa. Por supuesto me gusta el buen humor, la positividad, la creatividad, la sinceridad, el tacto y la diplomacia, la curiosidad, la fuerza, la empatía… Pero creo que sobre todo lo que hace especial a alguien es la combinación exacta de éstas y muchas otras características.

¿Y lo que menos?

En general no me gusta la violencia, la falta de respeto o la intransigencia.

¿Qué libro te gustó especialmente?

Cualquiera de Gerarl Durrell. Me encanta su humor y sus descripciones me llevan a islas maravillosas de aguas turquesa donde nadan delfines y donde las luciérnagas llenan de estrellas el bosque. ¿Se puede pedir más?

¿Qué película recomendarías?

A cuento de su retirada como director de proyectos, os recomiendo una preciosa película de Hayao Miyazaki: “La princesa Mononoke”. Creo que es un film imprescindible para cualquier edad.

¿Qué tipo de música te gusta escuchar?

Soy bastante variada en cuanto a estilos musicales. Creo que diferencio la música según su calidad, más que por el estilo en sí.

¿Cuál es tu restaurante favorito?

Me quedo con “Algo así”, en la provincia de Cáceres. La comida es increíble y el lugar inolvidable.

¿Una ciudad para vivir?

Cualquiera que me sorprenda cada día.

Un personaje de referencia

¿Uno? Tengo cientos! Me quedaré con el increíble Leonardo Da Vinci. Siempre que puedo lo introduzco en mis creaciones de Arte con arena.

Un sueño que te gustaría cumplir

Un mano a mano con Ksenya Simonova. Me encanta su trabajo y creo que sería divertidísimo.

didi oferta