Humor corporativo: El humor es una cosa muy seria

En nuestros inicios las empresas nos llamaban para contratar a humoristas o monologuistas para actuar después de una comida o una cena. El objetivo de los clientes era que sus invitados disfrutasen de un espectáculo de humor inteligente; que lo pasasen bien en definitiva. Al finalizar la actuación, muchos de los participantes se acercaban a comentarnos lo bien que lo habían pasado, especialmente cuando habían tenido una larga jornada de trabajo de charlas y presentaciones que les dejaban agotados.

Hablando con algunos directivos sobre el cansancio o aburrimiento que en ocasiones se producen, nos decían que eran conscientes de que parte de sus mensajes no acababan de llegar, pero que era necesario condensar en unas pocas horas los mensajes y la información que querían transmitir. Por otro lado, consideraban que había que separar la parte lúdica de la profesional para no confundir a la gente y que con determinados temas no se debía frivolizar. Pensando en ello, y sabiendo que para que  la comunicación sea  efectiva el mensaje debe comprendido e interiorizado por el receptor, comenzamos a desarrollar unas líneas de trabajo en las que el humor fuese  una herramienta, no un fin. En est5e sentido, nos  pusimos a trabajar en diferentes acciones; acciones que generasen un buen clima y una actitud positiva; acciones para conectar con la audiencia de una manera más dinámica, más cercana, más ilusionante y, por supuesto, menos aburrida sin que se perdiese el foco.

CONVENCION CUPA 002Una convención, una presentación de producto, un road show es comunicación en vivo. Y la comunicación para que llegue debe ser efectiva. El mensaje debe ser comprendido e interiorizado por el receptor; y una de las mejores herramientas para que este mensaje llegue es el humor. No se trata de soltar cuatro chistes y dos anécdotas para que la gente se ría. Es mucho más serio. Se trata de que el mensaje llegue, que sea ilusionante, que perdure y quede.

Para ello, hay implicarse con el cliente, comprender su negocio, sus necesidades…Hay que asesorarle sobre tiempos, donde utilizar el humor y donde no, donde conviene desdramatizar y donde hay que reforzar el mensaje.

Hay que generar confianza en la audiencia y que la respuesta de ésta sea positiva.

No hay que forzar situaciones y siempre hay que dejar un elemento sorpresa.  El objetivo, no lo olvidemos, es comunicar, no saturar ni perder el foco.

Las posibilidades son variadas. Hay que tener muy en cuenta  que no es lo mismo conducir un evento, que presentarlo. No es lo mismo dinamizarlo que “desengrasarlo”.  Lo importante es desarrollar una acción en la que la escaleta  y  el guion sean coherentes no sólo con el acto sino con los valores de la marca y la de los invitados. El humor crea el marco adecuado y la predisposición adecuados.

Y es que el humor es tan saludable que cada vez que nos reímos…

Los pulmones mueven 12 litros de aire, en vez de los 6 habituales, lo que mejora la respiración (aumenta la oxigenación). Se evita el estreñimiento. Se estimula el bazo. Es un fenómeno diafragmático contagioso, como ocurre con el bostezo y la tos. La risa es obstáculo para las emociones negativas, disminuyen la rabia, inhibe la venganza y sirve para romper el hielo.

Divertia smile Company Video Interno

La risa libera endorfinas cerebrales, es un estimulante psíquico, y por su acción en el sistema neurovegetativo, combate el estrés. La risa ocupa un lugar privilegiado en numerosas técnicas anti estrés. La risa estimula la producción de endorfinas y, por tanto, disminuye la intensidad de los fenómenos dolorosos.

Una hora de angustia equivale a cinco horas de trabajo físico en cuanto a la cantidad de energía consumida. Cinco minutos de una buena risa a carcajadas, son equivalentes a 45 minutos de ejercicio. Las risas verdaderas, explosivas, hacen mover 400 músculos en todo el cuerpo, activan el sistema inmunológico y oxigenan los tejidos.

Desde que nacemos y hasta los seis años reímos unas 300 veces diarias. Ya adultos, los más risueños alcanzan 100 risas al día y los menos alegres apenas llegan a 15.

Llevamos muchos años  trabajando en ello. Sabemos que cada sector es diferente, cada cliente único y que cada acción que proponemos debe estar alineada con los objetivos de la empresa, ya se trate de una intervención en directo, la grabación de piezas de  video, de  publicidad, un guion o una interacción con la audiencia. Esa es la razón de que cada día haya más empresas que confíen en nuestro trabajo y repitan.

Porque para nosotros, el humor es una cosa muy seria.