La creatividad es una cuestión de actitud

En el mundo de los eventos, la creatividad es uno de los elementos más valorados y deseados por los clientes a la hora de elegir una agencia.  Ser diferentes y creativos es el gran reto al que nos enfrentamos todos los que trabajamos en el sector.

¿De dónde salen las ideas? Nadie lo sabe con certeza. El caso es que muchas veces necesitamos ideas, ser creativos, pero nuestra mente se bloquea. La inspiración no llega originando una especie de desasosiego que impide el concentrarnos en sacar lo mejor de nosotros mismos. Muchas  personas aseguran  que la creatividad pertenece sólo al mundo de los creativos, que el talento es innato. Nada más lejos de la realidad.

La creatividad brota de la curiosidad, del esfuerzo, de la constancia y de la actitud.

Albert Einstein decía que la creatividad es la inteligencia divirtiéndose. Pero para que esta inteligencia se divierta es necesario que las creencias limitantes en las que fuimos educados se diluyan y seamos capaces de ver con el corazón como “El principito”: lo esencial es invisible a los ojos.

En Divertia Smile Company creemos que la creatividad es inherente a todo el mundo. Viene de serie aunque esté escondida. La creatividad no es patrimonio de nadie y cualquier persona la posee independientemente de sus conocimientos, experiencia o función que ocupe. A continuación ofrecemos unas sugerencias  para ayudarla a que asome.

Fuera creencias limitantes: “Todas las personas tienen la disposición de trabajar creativamente. Lo que sucede es que la mayoría jamás lo nota”. Esta cita atribuida a Truman Capote encierra una gran verdad.  Cualquier persona es creativa, aunque no lo crea.  El ser humano, si piensa, imagina, si imagina, crea. Hay  que olvidarse de creer que no se es capaz.  Posiblemente no lleguemos a ser  Mozart, pero los grandes creativos de la historia de la humanidad, es decir los grandes, grandes son muy pocos. Es un don que tenemos y debemos desarrollar pero no podemos permitirnos  que nada ni nadie nos limite.

La creatividad es infinita: Cuando a alguien le  gusta lo que hace siempre encuentra un camino. Earl Nightmale decía que la creatividad es una extensión natural de nuestro entusiasmo. Ese entusiasmo se refleja en nuestra creatividad.  No debemos seguir una única senda. Tenemos que explorar, tomar nuevas vías, ampliarlas,  trazar  varias alternativas que nos lleven a un destino, dibujar nuevos cruces, abrir nuevos paso, pero rotondas construir las justas.

Amar la diversidad. Salir de entornos conocidos provoca un efecto multiplicador en nuestra creatividad. Nos ayuda a crecer ampliando nuestra mirada, ofreciéndonos diferentes ángulos y una nueva visión de  la “realidad”. Conocer personas y culturas diferentes siempre enriquece. La diferencia entre paisaje y paisaje es poca, pero hay una gran diferencia entre los que lo miran Ralph Waldo Emerson

Muchas buenas ideas creativas  mueren por abandonarlas. Unas veces por las críticas que recibiremos, pero las más de las veces por falta de esfuerzo.  La constancia es la palanca que ayuda a no desistir. La inspiración, por si sola, rara vez da frutos. Peter Drucker, uno de los personajes más influyentes del mundo del management insistía en que la creatividad es el resultado de un duro y sistemático trabajo.  A la creatividad hay que alimentarla con una buena actitud.

La soledad es mala compañera de viaje.  No recuerdo exactamente de quien es esta reflexión pero me gusta: Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana y las intercambiamos, entonces ambos aún tendremos una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea y las intercambiamos, entonces ambos tendremos dos ideas. Todas las grandes obras de la humanidad, las ideas más brillantes,  son el fruto de la colaboración. De la suma y aportación del esfuerzo y el pensamiento de los hombres. Hacer partícipes a los demás abre nuevas posibilidades, mejorando la idea original y permitiendo  eliminar aquello que no aporta valor. Sentirse acompañando es estimulante, contribuye a no desistir ni a perder el foco de nuestros sueños.

Como observareis, la creatividad es una cuestión de actitud.

Fernando López Fernández