Divertia >Blog > ¿Qué aprenderás si te dedicas al mundo de los eventos?

¿Qué aprenderás si te dedicas al mundo de los eventos?

qué aprenderás en el sector de eventos

En su día, publicamos un artículo que hablaba sobre lo que una persona tenía que considerar antes de dedicarse al mundo de los eventos: Antes de dedicarte al mundo de los eventos, deberías leer esto. En él, dejábamos algunas reflexiones e ideas sobre ello.

El sector de eventos es complejo, está muy Inter conexionado con otros sectores lo que obliga a desarrollar unos conocimientos y habilidades especiales que lo convierten en una verdadera escuela de aprendizaje para la vida. A lo largo de los años estuvimos entrevistando a profesionales de agencias, proveedores, clientes, artistas, personajes públicos, conferenciantes etc. Una de las preguntas que realizábamos era precisamente la que encabeza el artículo de hoy. Las reflexiones que nos aportaron y unimos a las nuestras fueron las siguientes:

Lo primero que se aprende es a trabajar en equipo: la importancia de la responsabilidad individual en la que por encima de uno mismo siempre está el evento, el compromiso con los demás. Por esa razón, hay que procurar rodearse de profesionales, gente que en cada momento sepa lo que hacer y aporte soluciones y no problemas. Afortunadamente, en España hay excelentes profesionales, muy cualificados en todos los ámbitos relacionados con un evento independientemente de su puesto de trabajo, actividad o rol que juega en el evento.

Gracias a estas relaciones se aprende del funcionamiento de otros sectores, se aprenden metodologías, se comparten ideas, pero sobre todo se aprende a escuchar, a ser flexible y a confiar en los demás, algo fundamental cuando se trabaja en ocasiones a contra reloj y con un objetivo.

Se aprende que, como decía Julio Verne, “Cualquier cosa que un hombre pueda imaginar, otro hombre la puede hacer realidad” como hemos comprobado en muchos eventos en los que las dificultades técnicas o presupuestarias parecían ser una barrera para la creatividad: en definitiva, se aprende que la voluntad, la ilusión y el compromiso son palancas imprescindibles para nuestro desarrollo personal. Y por ello, se aprende que la importancia y el éxito de un evento no lo determina el tamaño de este, ni el dinero invertido, sino la capacidad de llegar, influir o provocar la emoción buscada en la audiencia.

Y aprendes, y aprendes que lo más importante son las personas, porque son ellas las que hacen que las cosas ocurran, las que dan sentido a todo lo que hacemos y que gracias a ellas crecemos y no nos estancamos, que se puede conocer gente especial y que una relación profesional puede convertirse en el principio de una gran amistad, como muchos de vosotros habréis experimentado.

Y, por último, y no menos importante, como decía Raimond Torrents, aprendes la importancia de reír en el trabajo: este es un mundo en el que trabajamos bajo mucha presión, muchas horas, poco sueño, prisas…. Si reímos el trabajo es mucho más agradecido y el rendimiento del equipo se multiplica.

Y eso lo sabemos de sobra en la “Smile Company”.

Esperamos que os haya sido útil.