Divertia >Blog > ¿Quién se ha llevado mi queso?

¿Quién se ha llevado mi queso?

quién se ha llevado mi queso

Hace ya unos cuantos años se puso de moda un libro de autoayuda profesional titulado ¿Quién se ha llevado mi queso?

El libro era corto, pero se podría haber resumir mucho más la historia… Un ratoncito feliz de la vida, que todos los días iba al mismo sitio donde encontraba un trocito de queso con el que podía vivir y disfrutar de una maravillosa vida de ratón.

Pero un día cuando fue a por su trocito de queso, descubrió que no se lo habían dejado en el mismo sitio como siempre… y él pensó, “se les habrá olvidado, bueno ya vendré mañana”, al día siguiente cuando fue a buscar su quesito no lo encontró y pensó “seguro que me lo ponen mañana”. El tercer día, ya con hambre acumulada, cuando fue a por su trozo de queso, descubrió con mucha preocupación que este seguía sin aparecer… y así siguió durante cuatro, cinco, seis días hasta que no tuvo suficientes fuerzas para ir a por su queso… y aquí termino la historia del ratoncito.

Pero hubo otros ratones que al segundo día de no encontrar su queso decidieron ir a buscar su queso en otros lugares, y lo cierto es que tardaron unos días en encontrar un trocito pequeño, pero que les dio suficientes fuerzas para seguir buscando hasta que descubrieron más sitios donde encontrar más trocitos de queso que les permitió seguir disfrutando de su maravillosa vida de ratón durante muchos años.

Y hasta aquí el cuento…, pero como todos los buenos cuentos tiene su moraleja… y es que en este mundo de la comunicación, los eventos y el marketing hemos tenido la suerte de saber durante muchos años donde encontrar nuestro queso, y de repente tanto a los responsables de comunicación y eventos de las empresas como a las agencias nos han cambiado el queso de sitio… , pero aquí está la buena noticia…, “queso” sigue habiendo, porque el mundo no se para y las empresas tienen que seguir vendiendo, lanzando nuevos productos, motivando a sus empleados, dándoles formación y manteniendo una reputación.

Y para facilitar y potenciar todo esto, tenemos que seguir dando soluciones creativas, innovadoras y eficaces, sin tener miedo a equivocarnos y a hacer las cosas de forma diferente. Ser abiertos de mente, no aferrarnos al pasado y aceptar que tenemos mucho que aprender y evolucionar es la clave para ser útiles en nuestras empresas.

Porque los eventos se seguirán realizando, y unos serán on line, otros híbridos o presenciales, y tendremos que conseguir que las experiencias en estos sigan siendo memorables, sea cual sea el formato que elijamos.

Y las campañas de comunicación no podrán seguir basándose en millonarias inversiones en espacios y soportes convencionales cada día menos eficaces, tienen que evolucionar e inventar nuevos formatos más eficaces, más cercanos a su público objetivo y con un optimizado retorno de la inversión.

Afortunadamente somo profesionales de la comunicación, los eventos y el marketing; y si algo nos caracteriza a nosotros y a esta profesión, es que estamos continuamente inventando nuevas formas de llegar nuestros clientes y consumidores. La innovación está en el ADN de nuestra profesión.

Tenemos que salir de aletargamiento que nos produce vivir en una falsa burbuja de bienestar. Si no presentamos a nuestros jefes innovadoras formas de alcanzar los objetivos de comunicación de la empresa, empezarán a cuestionar si nuestros puestos son necesarios para el negocio. Y si las agencias no ayudan a crear las soluciones y los soportes necesarios para transmitir los mensajes de las empresas, también dejarán de ser el mejor aliado de los departamentos de comunicación, y seremos sustituidos por quién si sea capaz de innovar, asumir riesgos y evolucionar.

Pero lo cierto es que somos afortunados, no se nos está pidiendo hacer nada en lo que no seamos auténticos expertos, porque si algo nos caracteriza a los que disfrutamos de esta profesión, es nuestra capacidad crear, innovar, improvisar y dar soluciones a los problemas en tiempo récord. Y si algo nos hace realmente especiales, es la pasión y la ilusión con la que trabajamos para todos y cada uno de nuestros proyectos.

Oscar Coto
Director general estratégico