Blog > Sólo con otros puedes alcanzar tu mejor versión

Sólo con otros puedes alcanzar tu mejor versión

Francisco Alcaide: Sólo con otros puedes alcanzar tu mejor versión

En newsletters anteriores hemos escrito diversos artículos como Si escuchas bien, impactas mejor (Escucha), Una buena Actitud lo cambia todo (Actitud),  Tu capacidad de comunicar es tu destino (Comunicación) o Hablar en público, clave para tu marca personal (Presentaciones), todos ellos relacionados con aspectos claves para triunfar. Hoy hablamos de otra variable crítica para el éxito: Networking.

Recientemente, impartiendo la conferencia Cómo hacer mejor networking: del 2.0 al 1.0, en el 52º Congreso de RRHH de AEDIPE (Oviedo), comentaba como en esta vida todo gira en torno a las relaciones: con los clientes, proveedores, partners, compañeros, jefes, accionistas, medios de comunicación o administraciones, entre otros. Relaciones, relaciones, relaciones y más relaciones.

Todo lo que ocurre en esta vida, de una u otra manera, se produce a través de las personas. Por eso, el éxito depende, y mucho, de nuestra capacidad para establecer vínculos con los demás. Como apunta John C. Maxwell, personaje incluido en Aprendiendo de los mejores (Alienta, 15ª edición): «Para triunfar no es suficiente el talento o el trabajo duro, para triunfar es necesario establecer y desarrollar relaciones». Así que hoy dejamos algunas reflexiones sobre ello:

  1. Tu capacidad para relacionarte (inteligencia social) te puede ser muy útil en cualquier área de tu vida, tanto en la profesional como en la personal.
  2. No puedes saberlo todo ni hacerlo todo. Necesitas de otras personas para crecer.
  3. Construir una red de relaciones no es lo único que hay que hacer para triunfar, pero lo que sí es seguro que sin una red de relaciones es complicado triunfar.
  4. Cuanta más gente conozcas, más posibilidades de generar negocio, de recibir ayuda y de impactar con tus mensajes.
  5. El networking es la capacidad de crear, mantener y expandir nuestra red de contactos en base a relaciones de valor y confianza.
  6. El valor de tu red depende de la Cantidad (Volumen), Calidad (Influencia) y Diversidad (Variedad) de tus contactos. Trabaja las 3 variables.
  7. Las relaciones se basan en cómo llevarse bien con los demás, cómo gustarles, cómo persuadirles y cómo no defraudarles.
  8. Todas las relaciones comienzan con la ‘conexión emocional’. Es difícil que una relación vaya para delante si no hay química. Si no hay sintonía, no vendes.
  9. Todas las relaciones continúan con la confianza: la gente prefiere hacer negocios con la gente que conoce (tiene confianza) antes que con desconocidos. Si pierdes la confianza, lo pierdes todo.
  10. El peor momento para hacer networking es cuando estamos necesitados. Acercarse a los demás sólo cuando tenemos un interés explícito penaliza.
  11. El networking se trabaja cuando no hace falta, para cuando haga falta que esté trabajando para ti.
  12. El networking, como todo lo que merece la pena, exige esfuerzo, constancia y paciencia.
  13. Networking no es conocer gente, sino estrechar relaciones. ¿Para qué te vas a preocupar de conocer gente si luego no vas a interactuar y conectar con ella?
  14. Las relaciones tienen mucho que ver con el interés que muestras por los demás: para ser interesante, interésate por los demás.
  15. Lo peor desde el punto de vista del networking es desaparecer de tu red. Mantente en contacto.
  16. Las redes son como un jardín, hay que regarlo todos los días para que no se seque: lo que abandonas, te abandona.
  17. Hacer un favor no es una obligación, es una oportunidad. Si puedes, hazlo. Y no lleves la cuenta ni mires el marcador. Quien tiene mentalidad de abundancia, su vida también es abundante.
  18. Las redes se alimentan de una palabra: Generosidad. Contribuye. Ofrece tu tiempo, experiencia y contactos a los demás. Si te guías por la generosidad, te lloverán recompensas.
  19. La mejor manera de recibir, casi siempre, es dar primero. Anticípate y ves un paso por delante.
  20. Cuanta más gente ayudes, más gente te ayudará a ti. Si te involucras en el éxito de los demás, ellos se involucrarán en tu éxito.
  21. Las redes son como músculos, cuanto más las usas, más fuertes se vuelven.
  22. Si dices que vas a hacer algo, hazlo. No amagues.
  23. De cada persona que conozcas hazte 3 preguntas: qué puedo aprender, qué le puedo aportar, qué me puede aportar.
  24. Cada persona que conoces es una oportunidad de ayudar y ser ayudado. No subestimes a nadie, cualquier persona puede serte útil, directa o indirectamente.
  25. Cuando uno se relaciona con mucha gente, siempre hay decepciones por el camino. No te preocupes, el karma existe, en los negocios y en la vida.

En definitiva, tu red de relaciones es, sin duda, la mejor y más creíble expresión de quién eres y a qué puedes aspirar en la vida.  Nada puede compararse con eso. A quién conoces determina la efectividad de lo que sabes. Como escribimos en Tu futuro es HOY (Alienta, 5ª edición) con palabras de Margaret Wheatley: «No hay nada como las relaciones. En el Universo cada cosa está relacionada con las demás. Nada existe de forma aislada. No podemos pensar que somos individuos que pueden hacerse así mismos sin ayuda de nadie».

Ningún ermitaño ha sido un referente en algo. Sólo no llegarás demasiado lejos. Sólo con otros puedes alcanzar tu mejor versión.

Francisco Alcaide Hernández | @falcaide
Conferenciante, escritor y formador en liderazgo y motivación
Miembro de TOP Conferenciantes.
Autor del bestseller Aprendiendo de los mejores (15ª edic.) y Tu futuro es HOY (5ª edic)
Suscríbete a su newsletter en el siguiente link