El final del tríptico: cuando los sueños se cumplen

El pasado día 5 de diciembre asistimos en el Palacio de la prensa a la proyección privada de la película “El final del tríptico” en la que Nicolás Cubelli, nuestro director de producción y diseño de eventos es, además de productor ejecutivo, protagonista de la misma y en la que colabora también – como director de arte- Jorge Dellibarda, de nuestro equipo de diseñadores. Dirigida por William Corr Hawkins, la película es un thriller policiaco con tintes de comedia en la que el inspector jefe Carlos (Nicolás Cubelli) con la ayuda de Pelayo, un joven policía con antecedentes problemáticos deberá resolver una serie de asesinatos que mantienen en jaque a la policía. Pero más allá del argumento y de la película, nos gustaría hablar de todo lo que ha habido detrás para que este sueño se cumpliera.

Hace ya más de dos años Nico y su socio David Torres se fijaron el objetivo de hacer una película sabiendo que apenas tenían presupuesto y no contaban con muchos recursos, pero su determinación les llevó a hacer bueno un proverbio africano que dice que donde hay un sueño, hay un camino. Un camino que se ha podido hacer gracias a la ilusión, voluntad, paciencia, trabajo y compromiso de todo un equipo de colaboradores y amigos que han aportado su valor, su conocimiento y su tiempo de forma altruista lo que viene a certificar que siempre necesitamos a la gente para compartir nuestros sueños y nos ayude a conseguirlos.

El camino de este sueño no ha sido fácil: momentos de crisis, de dudas, de querer tirar la toalla, de desesperación; un recorrido emocional en el que algunos se bajaron del proyecto y otros se unieron, momentos que fortalecieron relaciones o las enfriaron , discusiones, tensión, impaciencia, pero también risas, abrazos, besos que reconfortaban cuando todo parecía perdido.

Más de dos años y 9.000 horas después la película es una realidad. Y más allá de que tenga éxito o no para nosotros es un motivo de orgullo y satisfacción el poder decir que los sueños se cumplen cuando se tiene la valentía y la determinación de conseguirlos.

Gracias Nico por tu ejemplo y ¡enhorabuena a todos los que lo habéis hecho posible!